domingo, 30 de octubre de 2011

¿Qué pasa con la I+D en España?

En un artículo pasado que publiqué en expansión, (para ver pinchar AQUÍ ) comentaba que desde mi punto de vista la sustancial rebaja de las partidas correspondientes a subvención a fondo perdido para actividades de I+D no traería nada bueno a los ya de por sí malos datos de inversión empresarial en I+D. Ya comentaba en mi artículo anterior que dentro de las partidas de los presupuestos generales, la correspondiente a subvención a fondo perdido se redujo hasta en un 25%.  Así ha sido. Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística, la inversión en I+D en España se ha reducido.
 Desde mi punto de vista, el principal problema sobre la baja inversión en I+D de las empresas españolas es que no lo ven como algo estratégico. Al no verlo como algo estratégico,  en tiempos de crisis es lógico que reduzcan dicha  inversión.
Siempre me ha resultado cuanto menos curioso todos los argumentos que se han buscado con respecto a la baja inversión en I+D+i en España. : Sectores de baja intensidad en I+D, tamaño de las empresas, cuestiones culturales, etc. Todo ello bajo estudios y principios muy complejos. Yo creo que la cuestión es más simple y repito: el principal problema es que la gran mayoría de las empresas españolas no ven la I+D+i como algo estratégico y fundamental para crecer, incrementar la productividad y ganar competitividad. 

Las empresas, que son eminentemente prácticas, solo creen lo que ven. Y ese es el esfuerzo que creo que debe llevar a cabo el Gobierno Español. Conseguir que las empresas “vean” los beneficios de una inversión en I+D. Ese debe ser el regalo que debe conceder el gobierno Español. Y eso únicamente se consigue con subvenciones a fondo perdido para que las empresas, y si son Pyme mejor, puedan llevar a cabo con mínimo coste para ellas un proyecto real de I+D. En cuanto vean los resultados sean el desarrollo de productos y servicios nuevos que les permita diferenciarse de la competencia, no podrán dejarlo y seguirán invirtiendo por ellos mismos.

Las ayudas que en estos momentos otorga el Gobierno español no están teniendo el efecto deseado. Así  se desprende de los datos. La mayoría de las ayudas se conceden en forma de préstamos y no de subvención a fondo perdido como debe ser si realmente se quiere apostar seriamente por esta línea. Lo contrario es quedarse a medias.

 Por último, me gustaría añadir que según los últimos datos publicados, España invierte en I+D un 1,38% sobre el PIB. De esa inversión, el  47% proviene de fondos públicos. Si tomamos como referencia Estados Unidos, cuando ellos mantenían ese % del PIB, allá por la década de los 50,  el 55% provenía de fondos públicos. En algunos años llegó incluso hasta al 60%.  Ese es el dato comparativo que hay que mirar y que sirve para conocer que en inversiones en Investigación y Desarrollo bajas, es la Administración, a través de subvenciones a fondo perdido quien debe desarrollar ese impulso para que las empresas inviertan en I+D.
¡TWITTEALO!
Share/Bookmark

6 comentarios:

  1. En general, creo que tienes razón, pero las empresas que sí lo vean como algo estratégico, en general, es factible que sean de ámbito transnacional. Si tenemos en cuenta que el coste de registros y patentes en España es más caro que en otros países (no sé si España es el más caro, pero sí sé que hay otros más baratos) pueden motivar que estas empresas prefieran desplazar sus inversiones en I+D a otros lugares donde resulten más rentables.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Tienes razón. Creo que debería haber un esfuerzo por reducir estos costes. De todas formas, hay un figura fiscal que se denomina el Patent Box. Si una empresa cede su patente a un tercero, puede reducir los ingresos por royalties en un 50% en la base imponible. Pero claro, para ello debería invertir primero en la adquisición de la patente y luego ceder el uso.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes,
    Me parece un tema interesante el que planteas, pero viendolo desde otro punto de vista, ya que considero que las ayuda bajo la modalidad de subvención a fondo perdido, ya ha perdido su valor, y que las pymes innovadoras, deben saber gestionarse segun las ayudas en forma de préstamos reembolsable, ya que finalmente considero que ayudan más realmente a los proyectos, puesto que suelen ir anticipadas, y los pagos se ajustan mejor en el tiempo. El fondo perdido lo considero para pymes muy tempranas, start up. pero poco más, prefiero las condiciones, en total, de los préstamos, y tb la entrada del capital privado en la innovación y que se cambie los %s entre lo publico y lo privado. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu mensaje. efectivamente las empresas deberían saber adaptarse mejor a los préstamos; aunque también es cierto que en muchas ocasiones la administración pide avales y las entidades financieras no quieren avalar. El préstamo debería ser siempre sin avales. Que el riesgo lo asuma la Administración. En cuanto a la inversión del % entre lo público y privado, también es correcto. Lo que pasa es que esta inversión suele darse en sistemas nacionales de I+D maduros donde se invierte más de un 2% sobre el PIB. Lo que quería transmitir con este dato es que en Estados Unidos fue la Administración quien "tiró" del carro cuando la intesadad era muy similar a la de España.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. buenos dias,
    yo también estoy de acuerdo con Oscar, es obvio que la mayoría del tejido empresarial español tiene una gran dificultad par asumir una inversión a tan largo plazo como lo es la inversión en I+D. Por ello, las Administraciones Públicas deberían invertir más en facilitar que la inversión dedicada a incrementar nuestra competitividad aumentara en nuestro país y no que facilitara la fuga de inversiones, ideas y empresas hacia otros países. De otra manera, con el tiempo, el retraso acumulado será mayor y perderemos cualquier oportunidad de mercado quedando aún más rezagados en el contexto mundial.

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias por el comentario. Es verdad que la inversión en I+D es a largo. Por eso tampoco entiendo el poco apoyo que tiene la inversión en innovación. Quizás se debería dar más apoyo a esta inversión de más corto plazo. Seguro que ganaríamos en productividad y competitividad más rápidamente. Y eso por no hablar de la innovación no tecnológica; pero eso ya sería otro debate.

    ResponderEliminar